Aislados en el bosque para demostrar que la vida autosuficiente puede curar

Pasar diez días en el bosque llevando a cabo una vida autosuficiente repleta de actividad es la novedosa terapia que el investigados holandés Leo Pruimboom está poniendo en práctica, junto a diez de sus pacientes, durante estos días.
Desde el pasado sábado el grupo, compuesto por algunas personas sanas y otras enfermas está participando en este peculiar experimento médico sin precedentes cuyo objetivo es demostrar que llevar a cabo una vida autosuficiente puede ayudar a regular decenas de enfermedades.
Pruimboom, que es experto en psiconeuroinmunología, pretende probar que mantener una vida en la que uno es responsable de sus necesidades básicas, como comer, beber, termo-regular el cuerpo o resguardarse de los peligros, puede normalizar un gran número de trastornos, como la obesidad, el síndrome prediabético, la fatiga crónica, los estados depresivos u otras dolencias generalizadas.
Y, por el momento, parece que su experimento está siendo exitoso. Como él mismo cuenta a El Confidencial desde el lugar donde se está realizando la investigación, en la zona de Santa Engràcia del prepirineo catalán, “esto va mucho más rápido de lo esperado”.
Como ejemplo pone el de uno de sus pacientes que sufre dolencias generalizadas desde hace años y que, a pesar de que los primeros días “pensaba que no iba a poder superarlo”, ahora ya no sufre “ninguna molestia”.
Otro de los participantes en el experimento, una mujer que padece fatiga crónica, por su parte ha conseguido superar duras etapas caminando más de 20 kilómetros en un día bajo un calor agobiante. Es, explica el médico, una de las consecuencias de vivir en “deficiencia calórica”, ya que si el cuerpo se mueve en ayunas se activa de tal forma que la salud general mejora.
La vida moderna que daña al cuerpo
En opinión del investigador las comodidades de la vida moderna tales como coches, trenes, aviones y ascensores han reducido nuestra necesidad de movimiento; la calefacción y el aire acondicionado impiden que pasemos frío o calor y con el simple hecho de acudir a un supermercado tenemos a nuestra disposición cualquier tipo de alimentos y bebidas. Con todo ello, el cuerpo se ha vuelto algo vago y el sistema inmunológico está parcialmente desactivado, ya que se hace prácticamente prescindible su intervención.

Esta falta de activación del sistema inmunológico, explica, es la causante de muchas patologías y enfermedades que se podrían mejorar con el simple hecho de volver a llevar una vida natural y autosuficiente, haciendo el ejercicio necesario y poniendo al sistema motriz al servicio de la supervivencia.
El holandés considera que los resultados de este proyecto, que ha bautizado con el nombre de ‘Origen’, podrían conducir a una intervención barata y asequible para muchas personas con patologías crónicas en el ámbito europeo.
Para la realización del estudio, Pruimboom cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Tremp y de la entidad Estación Biológica del Pallars Jussà. Uno de los técnicos de la estación, Jordi Castelló, es el encargado de la logística y la asistencia al grupo y ha explicado a El Confidencial que los participantes, que “se han adaptado muy bien”, van sobreviviendo a base de encontrar, básicamente, frutos silvestres. Pero, además, él mismo coordina cada día la posibilidad de obtener otro tipo de alimentos que completen la dieta. “El primer día fuimos a pescar, y ayer, por ejemplo, los guardias forestales habían matado un par de jabalíes y se los dieron para que los despiezaran y asaran”, recuerda.
El estudio está compuesto por voluntarios de varias nacionalidades y con diferentes dolencias (hepatitis, problemas cardiovasculares, síndrome metabólico…) a los que Pruimboom lleva ya seis meses realizando pruebas. De cada uno de los pacientes se van analizando 35 parámetros médicos distintos, que se seguirán estudiando hasta un año después de realizar el experimento para poder demostrar su efecto positivo sobre la salud de los participantes.http://numrl.com/46532

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada