La toma de Trípoli, una falsificación mediática

Otra vez nos la han colado los medios. La toma victoriosa de Trípoli, que hizo que todo el mundo diera la derrota de Gadaffi por hecha, fueron un montaje de los principales medios de comunicación. Vean los siguientes artículos y las pruebas.
Las imágenes de los rebeldes libios que supuestamente tomaron la capital del país han recorrido todo el mundo. Sin embargo, posteriormente han surgido dudas al respecto, ya que varios periodistas comenzaron a asegurar que se trata de grabaciones falsas.
Vean el video y juzguen ustedes mismos



Mustafá Abdeljalil
“Esta mentira ha engañado a las tropas de Muamar el Gadafi que forman parte de la armada, además han remontado la moral de los Rebeldes y más de 11 países han reconocido al CNT y hemos podido recuperar aproximadamente 13 embajadas. Todas estas ventajas son el resultado de estas mentiras que fueron trabajadas y transportadas de manera inteligente para engañar a los partidarios de Muamar el Gadafi…”, han sido las palabras del líder del CNT, Mustafá Abdeljalil.
La Plaza Verde en Trípoli: ¡Fue todo un engaño!

Mientras Tzipi Livni y Bernard Henri Levyapoyan descarademente la intervención asesina de la OTAN en Libia y se preguntan por qué no hacer lo mismo en Siria.
Mientras fuerzas de asalto de la OTAN, ya están hace días sobre el terreno contraviniendo la propia Resolución 1973 de la ONU para este caso y provocando miles de muertos y heridos en pocas horas.
Mientras el propio gobierno sudafricano solicita al TPI que investigue a la OTAN por su “actuación” en Libia y declara que existen claros vínculos y coordinación entre los rebeldes y la Organización Terrorista del Atlántico Norte.
Mientras pasaba todo esto, el domingo 21 Al Jazeera transmitía  en directo desde la Plaza Verde en Trípoli la algarabía de la toma de la capital libia por parte de los rebeldes y el posterior festejo en mencionada Plaza.
Imágenes que recorrieron el mundo y provocaron entre otras cosas, reconocimientos en masa y cambios de bandera en más de 13 embajadas en el mundo. Sin duda, el régimen de Gadafi estaba acabado.
Pero nadie comprobó con detenimiento las imágenes. Algo raro sucedía allí. En efecto , las imágenes transmitidas en directo por la cadena Qatarí (país que además de enviar vituallas a los Rebeldes libios, envía tropas de asalto) mostraban un sector edilicio de la Plaza sin la conocida ventana y estuco de la famosa Plaza Verde.
Claro que apenas uno lo ve, piensa que las otras imágenes no parecen ser actuales o lo suficientemente claras como para saber si son de hoy. Eso no es problema, una imagen nítida y actual de la Plaza Verde en Trípoli confirma esta sospecha.
¿No suena ridículo? Abstrayéndose de las imágenes. ¿No suena a teoría de la conspiración? Desde luego que sí. Pero las imágenes ahí están y todo apunta a que ha sido un gran montaje. ¿Un montaje?
No. Un engaño, una mentira, una manipulación más de los medios occidentales y de la cadena qatarí. ¿Y eso quién lo dice?
Por surrealista que parezca, el mismísimo líder del CNT, Mustafá Abdeljalil, amigo de Sarkozy y Bernard Henri Levy reconoce en una entrevista que podrán ver en éste video  http://www.youtube.com/watch?v=cmrIoeaQkrE  que las imágenes transmitidas en directo desde la Plaza Verde en Trípoli, fueron un engaño inteligente hecho en Qatar y retransmitido a todo el mundo para desmoralizar a la tropas de Gadafi y subirle la moral a los Rebeldes, y que gracias a esta operación de montaje, pudieron ser reconocidos por más de 11 países y recuperar más de 13 embajadas en el mundo.
Periodista: “Si utilizo las palabras utilizadas por Mahmoud Jibril (2º del CNT), a propósito de esta exposición de film hollywoodense como así fue explicado por Saif Al Islam sobre este film que vimos en directo. ¿Podría explicarnos qué es lo que pasó?
M. Abdeljalil: “Esta mentira ha engañado a las tropas de Muamar el Gadafi que forman parte de la armada, además han remontado la moral de los Rebeldes y más de 11 países han reconocido al CNT y hemos podido recuperar aproximadamente 13 embajadas. Todas estas ventajas son el resultado de estas mentiras que fueron trabajadas y transportadas de manera inteligente para engañar a los partidarios de Muamar el Gadafi…
¿Será por eso que luego informaron que los rebeldes tuvieron que retirarse de la Plaza Verde a las pocas horas? Claro, nunca la tomaron…
A esta altura de este escándalo criminal organizado conviene preguntarse si la izquierda europea seguirá cerrando los ojos y negando la evidencia, discutiendo sobre la cuadratura del círculo y la física cuántica y funcionando como abono y quinta columna de la derecha más reaccionaria e imperial-sionista en esta batalla por el mantenimiento del poder hegemónico en lo que va de este siglo XXI.


Imagen actual de la Plaza Verde donde sí aparece la ventana y el estuco (arriba derecha)
Reproducimos a continuación el artículo del diario ruso Jourdon, traducido por URGENTE24 en Argentina.
“Demostrado, Las escenas de Al Arabiya y Al Jazeera de júbilo nacional en Trípoli, que posteriormente fueron utilizados en las noticias de televisión de todo el mundo, fueron hábilmente falsificadas.
Las escenas de “la victoria final de los rebeldes sobre Gadafi”, que este martes (23/08) se mostraban en los canales de TV de todo el mundo no se han podido comprobar como reales o no.
Como consecuencia, surgieron las dudas: algunos canales de televisión rusos, que también mostraron imágenes de los libios en pleno festejo se enteraron de que las imágenes eran falsas por lo que las sacaron del aire, si bien continúan los reportes acerca de lo que “supuestamente” ocurre en Trípoli.
Expertos compararon varias escenas congeladas de Trípoli y llegaron a la conclusión de que estas nada tenían que ver con el área en cuestión de la capital Libia.
En algunos lugares, de la nada surgió una palmera de unos 15 años, que no estaba allí hace una semana, en otro lugar, desaparecía un cedro de unos 200 años. En algunas paredes, el estuco se desvaneció como también algunas ventanas, y así sucesivamente.
Las discrepancias encontradas eran numerosas.
Según “Komsomolskaya Pravda”, las distintos tiroteos eran conocidos de antemano. Los partidarios de Gadafi los insinuaban unos pocos días antes del ataque a los rebeldes de Trípoli,
Se informó que en la ciudad de Doha (Qatar) se encuentra un paisaje desiértico simulando la Plaza Verde, la zona residencial de Gadafi y el distrito del gobierno de Trípoli. Sin embargo, la televisión pareciera haberse olvidado de este extremo o simplemente no se dio cuenta de la advertencia.
Así es como las imágenes del “jubilo de los residentes de Trípoli”, que -de acuerdo con los rebeldes- se celebró en la plaza del pueblo festejando victoria final sobre el dictador Gaddafi, eran falsas.
Cabe señalar que esta “falsedad” es un pecado natural de la inteligencia de USA. En mayo de 2010, funcionarios de la CIA admitieron su participación en la creación de un falso vídeo en el que agentes de inteligencia se vestían como Osama bin Laden y sus compinches para desacreditar al líder terrorista en el Medio Oriente. Durante la planificación de la invasión de Irak en 2003, el grupo de trabajo de la CIA en Irak, analizó la posibilidad de crear un falso vídeo en el que se mostrase a Saddam Hussein teniendo relaciones sexuales con un adolescente para luego distribuirlo por todo Irak. Sin embargo, el Departamento de Estado no tenía suficiente dinero y experiencia para llevar a cabo este tipo de proyectos.
Hubo otras entradas que incluyeron a bin Laden, sin datos reales que lo sustenten. Se distribuyó un video en red en el que ridículamente declaraba que estaba actuando en connivencia con Saddam Hussein en las semanas previas a la invasión de Irak.
En otra ocasión, se mostraba a Osama bin Laden riendo y bromeando acerca de cómo se llevó a cabo el 11/09. Esa cinta de vídeo también fue traducida incorrectamente para influir en la opinión: en la traducción, se decía que bin Laden alababa a 2 de los secuestradores de aviones, pero en realidad él hacía referencia a los nombres de manera incorrecta. Aquel Osama utilizaba la mano equivocada para escribir, y exhibía anillos de oro, algo totalmente contrario a la fe musulmana.
Pero no sólo bin Laden era trucado. En 2008, el periodista estadounidense Ron Susskind acusó al gobierno de USA y sus agencias de inteligencia de falsificar una carta en la que se indicaba una (falsa) conexión de Al Qaeda con el régimen de Saddam Hussein.
Susskind afirma que la administración de USA, bajo la dirección de la CIA, fabricó el membrete del jefe de la inteligencia iraquí de Saddam Hussein, Jalil Habbush. En su versión, Habbush, ya en manos de los estadounidenses y bajo su dictado escribió este “mensaje”. Sin embargo, la fecha en el 2001 cuando los hechos ocurrieron en el otoño del 2003, varios meses después de la captura de Bagdad y el derrocamiento de Saddam Hussein. Supuestamente, informaba a Mohammed Atta cierta información sensible.
La tramposa práctica de la inteligencia de USA fue eternizada en la película “Wag the Dog” (Mentiras que matan). Resumiendo la trama: Dos semanas antes de las elecciones presidenciales de USA, un presidente-candidato se mete en un escándalo desagradable. Para guardar su imagen y distraer la campaña del público, la Casa Blanca contrata a un productor de Hollywood para que adopte una campaña de relaciones públicas absolutamente cínica que retrata una guerra inexistente con Albania, que supuestamente tiene una poderosa arma de destrucción masiva. De esa manera es muy fácil crear al superhombre, al héroe nacional.
Todas estas tonterías armadas por los expertos de las relaciones públicas, adornadas con sonido real, fotos y video, son sin dudas realidades. Realidades falsas, pero realidades al fin”.http://numrl.com/47360

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada