El Filo: Vuestro Corazón os Indicará el Camino

Intentarán engañaros con sus falsas imágenes y sus falsas palabras. Intentarán convenceros de que nada podéis hacer para cambiar las cosas y que estáis condenados a ser simplemente ganado marcado en sus manos. Mas en verdad os digo, que nada se halla tan lejos de la Verdad y que todas sus artimañas y manipulaciones se tornarán en su propia contra.
Ellos pretenden llevaros al filo de la desesperación, sin conocer que lo que os muestran es su auténtica naturaleza llena de miedo y de desesperación.
Por cada justo que clama con voz de trueno que intenten acallar han de aparecer de inmediato diez más que los sustituyan a cada uno, pues el camino de la Verdad es la herramienta de la Ley del Amor y nada ni nadie podrá detener su avance aquí y ahora.
Están condenados desde el mismo momento en que eligieron trataros como a ganado, en el que eligieron asesinaros, secuestrar a vuestros hijos y utilizarlos en sus pérfidos rituales. Veréis como se caen de sus pedestales y sus tronos son desmantelados y repartidos entre los más humildes.
Nada hay que pueda detener el camino del Amor y de la Luz. Nada hay que pueda detener vuestra transformación y vuestro poder interior. Nada ni nadie podrán detener vuestra naturaleza divina aquí y ahora.
Su tiempo se acaba y el tiempo de la maldad con ellos fenece.
En verdad os digo que los veréis desvanecerse ante vuestros propios ojos y que todos vosotros: los justos, los mansos, los humildes, los magnánimos, los que os compartís, los que habláis con Verdad, los estandartes de la luz, viviréis la Unidad del Ser que es el Amor Todo Uno y comprenderéis y vuestro crecimiento se establecerá en la multidimensionalidad del Ser que ya sois y que siempre habéis sido.
Y todos vosotros, los Índigo, los Cristal, los Diamante, los Arco Iris, los caminantes del cielo, los guerreros de la luz y los guerreros del Arco Iris os uniréis y confrontaréis todo lo que no se ajuste al Amor y a la Verdad del Ser que Es. Y como saltadores de mundos, tejedores de mundos y conectores de mundos, actuaréis con todo vuestro poder, estableciendo la nueva dimensión de la Nueva Tierra. Y todos volveréis a establecer la Unidad del Ser aquí y ahora, sin distinción, sin separación.
Nuevos eventos irán aconteciendo que mostrarán el camino de la esperanza y del nuevo despertar para la humanidad. Y los dragones e hijos de la serpiente, así como sus servidores, se desmoronarán uno a uno, desde su interior hasta su fachada, cayendo pedazo a pedazo, pues no hay remedio para su enfermedad que estriba en su falta de amor. Y sólo los clementes, los que se atrevan a pediros perdón y se sacrifiquen por vosotros, serán perdonados y tornarán al Ser que es y que siempre ha sido.
Llegada ha la hora de la Verdad y el triunfo del Amor y paso a paso irá avanzando, en distintos lugares, donde los justos crecerán y sus voces de trueno, sacudirán la tierra y podréis ver con claridad la abyecta existencia de esos personajes corruptos, que sólo escuchan la voz de sus tinieblas, de su ignorancia y de su egoísmo. Y descubriréis sus escondites, aquellos que tenían construidos para poder abandonar este planeta, una vez alcanzados sus abyectos planes. Mas en verdad os digo que todos sus planes han sido truncados, desde el mismo inicio y aquellos que se esconden detrás de las estrellas serán evidenciados, y encarcelados por aquellos que un día les sirvieron.
Y los ladrones corruptos y avariciosos, sedientos de poder y de tierras, irán cayendo uno a uno, a manos de sus propias armas y de su propia maldad. Y los inocentes ganarán territorios y avanzarán en un cambio sin parangón, pues llegado ha el Despertar de los tiempos, el despertar de una nueva humanidad, el despertar de una nueva Tierra.
Así pues, alimentaos de vida y respetad la vida. Tornad a la tierra, tratadla con amor y respeto y ella os aportará cuanto preciséis para vivir en plena salud y armonía. Amaos y escuchad el sonido de vuestra propia esencia, escuchad vuestro corazón y ayudaos los unos a los otros. Amaos los unos a los otros. Compartíos los unos con los otros. Jamás permitáis que uno de vuestros hermanos pase necesidad, ni sufra.
Nada temáis. Los miedos son las herramientas que los hijos de la serpiente utilizan para haceros creer que ellos han ganado también esta batalla, que ellos mismos han establecido contra la propia Ley del Amor. Dejad de temerles, son ellos los que os temen profundamente, pues conocen todo vuestro poder y vuestra naturaleza divina.
Intentarán seduciros con sus pantallas de hipnosis, manipulando la realidad, pero será su realidad la que está siendo cambiada por completo por la Ley del Amor, mostrándoles el vacio de su interior que los engullirá uno a uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada