Un repaso narrativo a la temática crop circle de este año/ Vicente Fuentes decodifica en Mundodesconocido el del 28 de julio

Este crop circle apareció ayer mismo pero parece que lo han borrado ya
Conocí a Vicente Fuentes, en medio de un crop, hace ahora una semana y me causó una grata impresión.
Unos días después, le tenemos en Mundodesconocido, decodificando el bello crop del 28 de julio, junta José Luis y JPN, apuntando una fecha de la interpretación de las esferas: el 31 de julio. Superinteresante lo que cuentan con relación a esta fecha, en la que se produce una conjunción Saturno, Marte, “envueltos” por la constelación de Virgo.
El ojo turco
El ojo turco
Como sabéis, a pesar de que llevo muchos años siguiendo el fenómeno, nunca me había lanzado a intentar explicar su significado. Mi manera de verlo ha sido más estética, inspiradora y espiritual, que otra cosa. Siempre he visto, eso sí, que cada temporada, quienquiera que los haga, sigue una temática, un diseño, que va evolucionando, que nunca se repite pero que de alguna manera tiene una narrativa. Un hilo conductor, vaya.
Este año, dejando al margen los evidentemente falsos, había notado que el tema del “ojo Turco” (por llamarlo de alguna manera, pues son diferentes) era uno de los diseños básicos, al lado de los ya tradicionales “insectos” y una variante novedosa de este año, que llamamos el palacio.
Este “insecto” de arriba salió el 9 de julio y contiene 11 esferas que, al pasar por una estrella, se convierte en un “ojo” del que emanan unos rayos, que contiene a su vez dos esferas, lo que nos daría el número 13. “Curiosamente” lo borraron al día siguiente.
Catorce días antes, apareció este otro diseño, que precedía claramente al anterior y parecía aludir a, si me permitís, al “paso de la eclíptica” previo encuentro con el Ojo. La secuencia está compuesta de 13 esferas completas y en la 14 se produce la “absorción” en el “Ojo”. Es curioso también que hay sendas “estrellas” que marcan el camino, de entrada y de salida”. Entre ellas, hay 7 esferas.
Unos días después de este último crop, el 29 de junio, apareció el llamado “Palacio”, compuesto de cinco almenas con sus cinco correspondientes “lágrimas” y la terminación de la almena más alta se funde con una estrella.
Curiosamente, dieciocho días después, este crop se “completó” con otro cuyo diseño poco tenía que ver con el anterior, pero que se unía a él a través de esta estrella “superior”. Este diseño comenzó la tendencia de los “ojos” y, si os fijais, es casi simétrico, en el sentido de que el “ojo de un lado” se repite en el otro pero envuelto en otro mayor. Mirándolo “en tres dimensiones” hay uno que se subsume en el otro, tras pasar el “plano”, el plano que he calificado de la “eclíptica”.
Este mismo crop de arriba se completó con puntas estrelladas en los siguientes días.
Tras la aparición del Merkabah el día 1 de julio: fusión de la energía masculina y femenina y símbolo de la Energía Libre, el día 25 por la mañana pude ver en directo esta nueva variación del Ojo. Desde el sembrado era imposible adivinar que en el pasillo central había en realidad 16 círculos entrelazados, que llevaba hasta el círculo central desde donde circulaban otros 10, es decir, en total 26 círculos, es decir, dos veces 13. Si contempláis la imagen con la mirada en tres dimensiones veréis que, en realidad, son dos planos los que se cruzan: el de la esfera principal (¡con otra esfera finita dentro!!) y los circulitos entrelazados, que después se separan.
Al día siguiente (pasado jueves), aparecieron dos. Una variante de los insectos mezclado con un ojo, que se puede contemplar en tres dimensiones como cuatro círculos entrelazados (centrales) que llegan hasta el otro plano, mientras seis curvas elípticas (cuatro de ellas emparejadas) convergen con el plano central, en el que hay un “agujerito” que tiene otro simétrico pegado a los cuatro concéntricos.
Ese mismo día, como digo, apareció este otro, bastante “feo” pero muy raro y enigmático en el que seis patas con sus correspondientes círculos de entrada y de salida convergen en un “cruce de caminos” que deja solo dos patas. A un lado y otro de la convergencia hay sendos rombos con sus correspondientes aberturas, colocados simétricamente, de manera que, una vez más, parecería que estuvieran comunicando dos planos de la existencia.
El mismo día que aparecía el “enigma” del damero codificado, nos encontrábamos con el crop decodicado por Vicente Fuentes más arriba, apuntando a la fecha del 31 de agosto. La imagen tiene tanta profundidad que la mirada puede generar muchas realidades a partir de ella, como por ejemplo, ver el círculo exterior en vertical sobre el interior y la secuencia de círculos en línea recta, como una espada que se hunde sobre el centro de la circunferencia interior penetrándolo a través de ese “ojo”, una vez más, la intersección de dos planos de la existencia.
¿Qué apareció al día siguiente? ¿Qué véis en esta imagen tan sencilla pero tan majestuosa a la vez? ¿Acaso no se puede ver como una evolución de la anterior?
¿No hay una estrella que se cruza con el círculo y lo penetra, devolviéndole un nuevo círculo, un nuevo ojo, un nuevo sol?
Al día siguiente apareció este otro loquísimo diseño que en su pasillo central tiene 13 círculos más 9 más que se añaden a algunos de ellos y parecen terminar en una boca sonriente.
Parecería como si hubiera que pasar una barrera, una trayectoria, una vez más.
¿Serán todos estos, signos de que nos acercamos a ese cambio de plano de la existencia como anticiparon las profecías?
Fuente:http://www.rafapal.com/?p=17027

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada