La comida de McDonald´s no se descompone

Tras años, la comida de McDonald’s no se descompone


Hace años, cuando el boom eran los blogs (imagínense hace cuánto… Irónico que ahora sea yo la que esté de éste lado redactando…), leí un reportaje de un bloguero que pidió una hamburguesa ‘play’ en McDonald’s (es decir, sin salsas ni vegetales) y no se descompuso tras años a temperatura ambiente y a la interperie.
Recuerdo que el chico publicó una foto (recuerdo que el plástico envoltorio me trasladó a mi remota infancia cuando jugaba por horas en los parques) y efectivamente, se veía que aún era “comestible”.
Después de tantos “flash-backs” decidí averiguar dos cosas:
1)     ¿Será verdad que la comida de McDonald’s no se descompone?
2)     De ser positiva la respuesta a la pregunta anterior, ¿por qué?
Bueno, debo admitir que una vez empapada del asunto, me dio asco… Sobretodo porque acabo de comprar unas papitas en McDonald’s (me dio full asco saber lo que estaba “digiriendo”).
1)     ¿Será verdad que la comida de McDonald’s no se descompone?
. Desde 1989 hay gente comprando hamburguesas de Mc, las dejan al aire libre y no se la comen ni los hongos, ni las bacterias, ni los roedores, ni otro ser vivo (excepto el hombre). Una nutricionista americana llamada Karen Hanrahan realizó el estudio desde un punto de vista nutricional y efectivamente, ni las patatas fritas de Mc ni las hamburguesas se descomponen.
2)     ¿Por qué?
Lo que compone la comida de Mc no es comida, no son elementos orgánicos. Son productos químicos que asemejan el sabor y olor de comida, pero no son comida.
Empecemos por el comienzo (como diría el amigo del Sombrerero Loco), el pan. ¿Qué diantres tiene ese pan que no se llena de moho? He aquí la explicación:
“Harina enriquecida (harina de trigo blanqueada, harina de cebada malteada, niacina, hierro reducido, mononitrato de tiamina, riboflavina, ácido fólico, enzimas), agua, jarabe de maíz de alta fructosa, azúcar, levadura, aceite de soja y/o aceite de soja parcialmente hidrogenado, contiene 2% o menos de lo siguiente: sal, sulfato de calcio, carbonato de calcio, gluten de trigo, sulfato de amonio, cloruro de amonio, acondicionadores de masa (estearoil lactilato de sodio, DATEM, ácido ascórbico, azodicarbonamida, mono-y diglicéridos, monoglicéridos etoxilados, fosfato monocálcico, las enzimas , goma guar, el peróxido de calcio, harina de soja), la soja propionato de calcio y sodio propionato (conservantes), lecitina.”
Ajá, ahora la “carne”: Ese es menos traumático, es por los altos niveles de sodio (relacionado con la sal), y es un conservante por excelencia desde hace unos cuantos años.
Los Nugget’s (los que tanto amo, personalmente): “Contienen butilhidroquinona terciaria (TBHQ),  una mezcla basada en productos derivados del petróleo que también se agrega a los barnices, lacas, resinas, y los aditivos de aceite para el campo, y dimetilpolisiloxano, un antiespumante utilizado en Silly Putty.”
Si conoces a alguien que sepa de química, quizás pueda explicarte mejor que yo al respecto de estos productos o “mezclaítos” y verás que están presentes en unas cuantas de las opciones comunes de nuestro menú. ¿En serio te sigue sorprendiendo la cantidad de gente con cáncer, diabetes, hipertensión, etc.? A mí ya no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada