Carta escrita por un masón grado 33 en el año 1871


Las sociedades secretas estan infiltradas en todas las instituciones, empresas, religiones del mundo. Para ser un buen banquero se tiene que pertencer a estas, al igual que todos los grados directivos del planeta, principalemnte multinacionales y altos niveles de estado. Dichas sociedades se han formado en Inglaterra curiosamente el imperio del milenio pasado y del que esta vigente. Inglaterra en el siglo XVI adopto el modelo del imperio romano para dominar el mundo.
Recordemos que durante la conquista de america fueron piratas, y de esos piratas surgio la compañia de las indias orientales que obligo a China a consumir el opio por 75 años, para equilibrar su balanza comercial y durante las guerras del siglo XX busco involcucrar a mas paises para repartir el botin de los paises atacados. Luego controlar endeudando y desastabilizando gobiernos y colocando sus fichas. Pero desde hace mas de 100 años se viene librando una guerra frontal tipo espionaje entre la iglesia catolica y las sociedades secretas al servicio del imperio britanico, a partir de sus nuevos planes de orden mundial, como podemos observar en esta carta.
Reveladora carta de Albert Pike (mason grado 33) escrita en 1871.
Este es mensaje que recibió Albert Pike de su “espíritu guía” se lo comunicó por carta el 15 de agosto de 1871 a Giuseppe Mazzini. Durante un breve periodo, esta carta se exhibió en la Biblioteca del British Museum de Londres, y William Guy Carr, antiguo Oficial de Inteligencia de la Royal Canadian Navy, la copió.
La primera Guerra Mundial debe producirse para permitir a los Illuminati derrocar el poder de los Zares de Rusia y hacer de ese país una fortaleza de ateísmo Comunista. Las divergencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los Imperios Británico y Alemán se usarán para fomentar esta guerra. Al final de la guerra, el Comunismo se erigirá y usará para destruir a otros gobiernos y para debilitar a las religiones.”

“La Segunda Guerra Mundial debe fomentarse aprovechándose de las diferencias entre los Fascistas y los Sionistas políticos. Esta guerra debe fomentarse para que el Nazismo sea destruido y el Sionismo político sea suficientemente fuerte para crear un estado soberano de Israel en Palestina. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Comunismo Internacional debe hacerse suficientemente fuerte para contrarrestar a la Cristiandad, que entonces será constreñida y controlada hasta el tiempo que la necesitemos para el cataclismo social final.”

La Tercera Guerra Mundial se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illiminati entre los Sionistas políticos y los líderes del Mundo Islámico. La guerra debe conducirse de un modo que el Islam (el mundo Arábico Musulmán) y el Sionismo político (el estado de Israel) se destruyan mutuamente. Mientras tanto, las otras naciones, una vez más divididas sobre este asunto se verán obligadas a luchar hasta el punto de la completa extenuación física, moral, espiritual y económica…Desataremos a los Nihilistas y a los ateístas, y provocaremos un cataclismo social formidable que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del ateísmo absoluto, origen de la crueldad y de los disturbios más sangrientos. Entonces, en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminarán a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con la Cristiandad, cuyos espíritus teísticos estarán desde ese momento sin brújula ni dirección, ansiosos por un ideal, pero sin saber donde dirigir su adoración, recibirán la verdadera luz a través de la manifestación universal de la doctrina pura de Lucifer, sacada finalmente a la vista pública. Esta manifestación resultará a partir del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la Cristiandad y el ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo.”
Esta carta reposa en el museo de londres.http://numrl.com/65477
Visto en: lamatrixholografica
Fuente: http://consciencia-verdad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada