Numerosos indicios científicos apuntan a que sí ocurrirá “algo” este 21 diciembre

El 8 de septiembre se habían reportado 147 terremotos de magnitud superior a 3′5: el método de Pedro Gaete ha acertado de pleno. La Tierra parece que está rompiendo su cascarón (ayudada por el HAARP, claro está).
El otro día, hablando con Gaete, comentamos su posición acerca del 21 de diciembre 2012: “yo no sé nada de las profecías mayas”, comentó. Su teoría se basa únicamente en los datos empíricos que ha ido recogiendo y que le han llevado a unas conclusiones muy similares a lo que contaba Rafa López Guerrero hace dos años: “nuestro sistema es binario”. Hay un segundo “sol” pero, según Gaete, es un agujero negro, que contiene energía. El 21 de diciembre se colocará (creí entender) entre el sol y nuestro planeta, de manera que se producirá una especie de eclipse muy especial… Los Tres Días de oscuridad.
Pero es que además, apunta a que ese mismo día se producirá una “refracción de los polos”, es decir, un cambio de orientación de la luz en función de los polos magnéticos. Otro día espero que nos aclare mejor esta cuestión.
El caso es que, como no podía ser de otra forma, se ha iniciado una campaña desacreditadora contra Gaete en Internet. ¿Os acordáis lo que pasó con Rafa López Guerrero…? ¿Hace falta que pontifique sobre la importancia de lo que estamos hablando? No, ¿verdad?
Bueno, pues hace sólo unos días muere asesinada la familia del físico angloiraquí Saad Al-Hilli cuando, aparentemente, estaban de vacaciones en los alpes franceses.
La siempre incómoda Sorcha Faal (o el hombre que se esconde tras ese pseudónimo) nos cuenta que el tal Al-Hilli iba a pasarse a Rusia con la información que poseía sobre… ¡chachán, chachán!… LA RAPIDEZ EN LA QUE LOS POLOS MAGNÉTICOS DEL PLANETA SE ESTÁN MOVIENDO.
Al-Hilli trabajaba en la estación satelital de Surrey y en el año 2009 había colaborado con una universidad italiana y el Instituto Oceanográfico de Southhampton en un proyecto que medía ondas GPS para conocer la “rugosidad direccional de la superficie marítima” (??).
El caso es que los datos recabados por el equipo de Al-Hilli habían hecho que el instituto de predicción de desastres USA les haya otorgado un reconocimiento a su mecanismo para medir el movimiento de los polos magnéticos.
Bueno, pues con todos estos datos, mirad a la luna: ¿os habéis fijado que desde hace unos meses en la fase creciente hace una “U”? ¿y que esta anomalía empezó a suceder, más o menos, en el mismo momento en que se empezaron a escuchar esos extraños sonidos procedentes del interior la Tierra, que algunos han calificado de “las trompetas del Apocalipsis?
En esta página se recogen unos cuantos datos, incluida la referencia al famoso Nibiru como “agente desencadenante”, que bien podría ser “el segundo sol” o el “agujero negro” que nombra Gaete. ¿Podría ser que esta formidable fuerza esté originando este cambio en las fases de la luna? Unas cuantas universidades, como la de Cornell, lo están estudiando.
Mirad los vídeos sobre la forma de la luna en la fase creciente: esto antes no pasaba. Todas las señales parecen coincidir: nos acercamos al final de un Gran Ciclo Cósmico. ¡Y lo vamos a vivir Toditos! ¿No es emocionante?





Fuente:rafapal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada