Listas abiertas - Regeneración democrática-

Las listas abiertas, básicamente, son un mecanismo de elección democrática que permite, a diferencia del sistema actual español que es cerrado, votar a personas de forma individualizada incluidas en las listas que elaboran los partidos políticos, o en sistemas un poco más avanzados, como es el caso de Suiza, eliminar candidatos de esas listas y colocar a los que el elector considere.
Actualmente, en Europa, existen dos países que utilizan el sistema de listas abiertas, Suecia y Suiza.

Suecia

El sistema sueco que posee una sola cámara, permite al votante varias opciones cuando va a ejercer el derecho a voto:
  • Papeletas donde solo figura el nombre del partido político. Es una opción clara, no hipócrita como el que tenemos en España, donde se nos muestra en cada papeleta del partido político correspondiente, la lista ordenada de personas a las que vamos a votar, que obtendrán o no escaño, en función del número de escaños que dicho partido obtenga y cuya lista ha elaborado el partido.
  • Papeletas donde figura el nombre del partido político y, además, una lista de los candidatos seleccionados por el partido, junto a los cuales existe una casilla que permite seleccionar a aquellos candidatos que consideremos oportuno, es decir, no votamos a toda la lista sino a aquellas personas que consideramos adecuadas.
  • Por último, existen papeletas en blanco, donde el votante puede escribir el nombre del partido político al que desea votar.
El votante debe depositar dos papeletas, una donde figura el partido político y otra donde están los candidatos que ha sleccionado.
Además de utilizar un sistema de listas abiertas, el método utilizado para el reparto de escaños es distinto, es propocional, a diferencia del sistema actual español, de forma que el número de votos recibidos por cada partido viene a ser proporcional a su representación en la cámara.

Suiza

El sistema suizo, bicameral (parecido al español, donde existe una represetación a nivel federal y estatal), va un poco más allá que el sistema sueco. El sistema suizo se basa en lo que se conoce democracia directa, donde cada ciudadano puede refutar cada ley, la elección de sus representantes dependiendo de la cámara puede:
  • para el caso de la Asamblea Federal, los ciudadanos reciben una papeleta con tantas líneas como asientos existen en la asamblea, para que las rellene con los nombres de los candidatos que el votante considere;
  • para el parlamento, cada votante, recibe una papeleta de cada partido con los candidatos que el partido ha seleccionado. El votante, puede aceptar la lista, puede elaborar una nueva o bien modificar parte de la misma.
El sistema suizo, por su sistema de elección, no cabe duda, es el más democrático, hecho que, normalmente se refleja en los niveles de eficacia.http://numrl.com/33640

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada